Último verano en Stalingrado, novela

martes, 25 de febrero de 2014

Si supiera cómo

Carlos Alonso, serie Camitas, 2012, acuarela sobre papel
Si supiera cómo decirlo no escribiría,
tal vez me dedicaría al dibujo o la pintura o tal vez sólo caminaría por ahí,
hablando con los desconocidos y cruzando las fronteras que la palabra no habilita.
Aunque intuya, sugiera y quiebre.

Si supiera más cosas importantes,
si supiera algo
olvidaría tantos momentos y personas que ocupan espacio y pesan en la espalda.

Y me tiraría panza arriba a dibujar con las nubes que hoy arrastra el viento sur.
Compondría melodías
y me acostaría con algún extraño que me guiñara el ojo en una parada de micro o en una librería de usados, en una gran ciudad lejos de casa donde todo suceda con rapidez y no deje huellas.
Y no tendría este nudo en la garganta cada vez que los veo a esos pibes chorros, tan pibes.
Ni este olor a puerto, putas y pobreza adherido en el pelo desde hace décadas.

No hay comentarios: