Último verano en Stalingrado, novela

viernes, 25 de marzo de 2016

#VíaDolorosa


"Claro, no hay libertad mientras haya ricos 
mientras haya libertad de explotar a otros 
libertad de robarle a los demás mientras haya clases no hay libertad. 
No hemos nacido para ser peones ni para ser patrones 
sino para ser hermanos sino para ser hermanos hemos nacidos. "
(Fragmento de  Canto nacional, de Ernesto Cardenal, en La Jiribilla, febrero de 2005).
Giotto di Bondone, 1302-05, Capilla de los Scrovegni,
Fresco
 "¿Qué es Dios? Pues es amor mutuo y compartido que encarna en nosotros.
 ¿Si el cristianismo es amor? 
Sí claro, no es otra cosa más que eso puesto en práctica como debe ser,
aunque naturalmente que muchas veces se realiza como egoísmo, odio o violencia. 
¿Y el marxismo? 
No es lo mismo, pero son muy compatibles. 
Perfectamente se puede ser cristiano y marxista (como yo) o científico", resume.
(Ernesto Cardenal, poeta inspirado en la Teología de la Liberación)*
#VíaCrucis. Yo sé que a muchos no les gustará esto que digo, pero creo que la tradición del liberalismo, y el progresismo que se nutrió en parte allí, es de rechazo a las creencias religiosas, y a las creencias populares en general, en nombre del paradigma científico como único modelo de conocimiento. Este pensamiento, heredero del positivismo, suele desconocer y/o despreciar otras formas de conocimiento como el arte, las religiones, la mitología. La conducta histórica, controladora y represiva de instituciones del poder, de vigilancia y control, como es el caso en Occidente de la Iglesia Romana, abonaron esos rechazos. Mucho menos se han revisado las conductas de otras iglesias, asociadas al desarrollo capitalista tanto en el siglo XVI y posteriores , como en la actualidad, donde la liturgia del poder está al servicio de la "religión" más totalitaria y hegemónica: el capitalismo. Sus profetas nos han visitado en estos días y han hechos sus rituales y sus "misas". 
En nombre de la religión se han cometido genocidios y toda clase de guerras y crímenes. 
En nombre de la ciencia también.
En la metáfora del Vía Crucis, más allá de las creencias que cada uno tenga, encontramos un mensaje que me parece de una potencia simbólica muy significativa para América Latina y para nuestro país hoy. Ayer, en cierta forma, millones de argentinos transitamos la conmemoración ritual, colectiva, de nuestra vía dolorosa.
Mientras tanto, los mercaderes del templo hacen negocios, de espaldas a este pueblo. Y los enviados del Emperador, que son los que castigan la herejía y la disidencia de una religión (religar) de amor, que condena el mercantilismo y el egoísmo individualista, se lavan las manos del crimen que ayudan a cometer.
La resurrección es otra idea que nos colma de esperanzas, es la vida que se sobrepone a la muerte en manos de estos criminales.
No importan tanto las expresiones de esas creencias religiosas ni el comportamiento institucional de los poderes, si cientos de miles de argentinxs estamos dispuestos a atravesar el Vía Crucis en nombre de la paz, el amor, la justicia. Cielo e Infierno, pensaba Swedenborg, están acá, en la tierra, en nosotros. Felices Pascuas a los que elegimos el Cielo, seamos cristianos, judíos, musulmanes, agnósticos, ateos, budistas, hunduistas, politeístas, etcétera.

jueves, 24 de marzo de 2016

#40Años #¡TodosalaPlaza


Para millones de argentinxs es un día de dolor, de reflexión, de recuerdos, de compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia. De acompañar a esas mujeres valientes y únicas, que son el ejemplo de trabajar para la justicia y no para la venganza y el odio. Por eso en cada lugar, en cada ciudad del país hay actos, marchas, conmemoraciones, homenajes.
Para muchas empresas que hoy siguen en el poder, hace 40 años empezaba un vertiginoso ascenso que multplicó sus fortunas y socializó sus pérdidas. Son fortunas manchadas de sangre y mares de lágrimas. Esos son los empresarios "exitosos" que gran parte del discurso mediático promueve como modelo para nuestros pibes. Los que no llegan, basura descartable. No importa que hagan yoga, simulen practicar religiones orientales de sabiduría, respiren o mediten. Si se vive de la explotación del otro, no se consigue ninguna "elevación espiritual", se habita en lo más profundo del Infierno, y se construye infierno alrededor.
La sangre derramada no puede repararse así, pero sí puede por medio de la verdad y la justicia. Esa es la deuda que estamos pagando y seguirán pagando nuestros nietos. Para que ellos se hicieran inmensamente millonarios y sus crímenes aún estén impunes, secuestraron, mataron y desaparecieron 30.000, en su mayoría adolescentes y jóvenes. Un plan propiciado y promovido por los EEUU y con el cual contribuyeron los medios de comunicación, que casualmente, más se beneficiaron entonces y ahora. Todas estas obviedades que escribo, que parecen subestimaciones al lector y lugares comunes, resultan nuevamente necesarias.


Mientras algunxs no se toman tregua en su exhibicionismo y aún un día como hoy, suben las fotos de sus consumos y sus "éxitos", o hacen bromitas ingeniosas con ciertos signficantes del discurso de la memoria, de una forma en que creo, contribuyen a la injusticia, a la violencia cínica y al olvido. Supongo que eso lo cargarán en su conciencia, si es que la tienen. Creso es eso, y siempre será eso.
Cuando se habla de LESA HUMANIDAD quiere decir que son crímenes contra todxs nosotrxs, y que no cesan. Es violencia. Hasta que no aparezca el últimx nietx, hasta que no sepamos cómo asesinaron a cada unx de los 30.000, hasta que cada empresa que se benefició no pague su deuda con la sociedad, el crimen está ocurriendo y nuestra comunidad está en peligro por esta inseguridad.

Punto

quise escribir de tu pelo de  tu abrazo y de las mariposas tuyas, mías y nabokopianas que amabas
de la noche de la caminata desde la vieja estación hasta Tolosa
las sandalias gastadas y el alma iluminada
del deseo que ardía en tu noche mirada y todo eso
pero las palabras insisten en apartarse
como si se ordenaran sólo en consignas y urdieran rituales
como si a este mar de sangre lágrimas y bla bla bla bla
no se lo pudieran escribir con palabras.

Punto.


[como si detrás de algún espejo mágico o de esos ojos de la piba en los que fulguran tus ojos me dijeras
pero che, pero cómo, pero otra vez,
y entonces, ¿a dónde iremos?]
Carlos Alonso, aguafuerte para  Bajo la lluvia ajena, de Juan Gelman, Libros del Zorro Rojo, Madrid, 2009.


miércoles, 23 de marzo de 2016

A los ojos del horror, mirar

 Mirar a los ojos al horror, a lo irremediablemente perdido
exterminado de la chispa que es la mirada que vive y proyecta,
sueña, desea, ansía.
No es una consigna, no es un eslógan,
no es un número pérfido emparentado con el First Bigger Genocida mata paraguayos y argentinos heroicos.
Mirar a los que vendrán, a los hijos/as posibles,
a las madres/padres/hermanos que ya no nos acunarán, nos dormirán, nos robarán la pilcha para ir a bailar o a laburar a la básica o al barrio o a la facultad o a la mierda porque llegan los verdugos,
los verdugos siempre llegan (sin puntos ni comas ni respiro)
primero llegan de traje y maletín de negocios
llegan en aviones son negros que parecen blancos o blancos que parecen buenos
pero son los Robber Barons, you know my friend,
tovarich
compa,
iunou.
Y después mandan a sus esbirros, feos, malos torturadores pateadores violadores cobardes
para que los verdugos de traje no tengan que mancharse
con la sangre de nuestros hijos, hermanos, amigos, padres, madres, tíos, compañerxs, maestros, delegados, bibliotecarios, profesores, periodistas, escritores, artistas, pianistas de manos de estrellas tortuadas y poetas de hijas secuestradas
y escritores de entrañas y simientes arrasadas cuatro veces, eternautizadas...
Siempre compañerxs
Presentes.
Ahora.
y siempre.
Porque oh juremos con gloria morir
y nosotros queremos vivir, vivir y amar y vivir y trabajar y vivir y hacer familia y patria
pero vivir, con gloria.
Que sino es como morir.


http://cosecharoja.org/registro-de-extremistas/