Último verano en Stalingrado, novela

miércoles, 27 de agosto de 2008

Pequeñas curiosidades, un correo de mi amiga C

Presas de este hybris Guinzburístico, mi amiga C. me escribe lo siguiente:


Esta mañana, a consecuencia del nuevo desacuerdo entre el Estado y los gremios docentes, estoy leyendo Las pequeñas virtudes de Natalia Ginzburg. No hay un águila en el techo de mi casa pero sobrevuela una sensación de exilio. Luego de leer "Retrato de un amigo", el tercer texto de este volumen me amenaza la curiosidad, pero hoy tengo ese tiempo. Busco en mi biblioteca el único volumen que tengo de Cesare Pavese, una edición de Seix Barral con su narrativa completa. Al comienzo hay una breve biografía aunque cargada de detalles que me certifican que Pavese es el amigo al que refiere Ginzburg. Pero antes el me lo dice el propio texto cuando refiere lo inexorable de la vida para el propio Pavese. Ahora la biografía dice:
"...El 18 de agosto el escritor hacía las últimas anotaciones en su diario. El 27 del mismo mes, en una habitación del Hotel Roma de Turín, Pavese ponía fin a su vida ingiriendo una sobredosis de somníferos."
Mi hija lee al otro lado de la mesa Nabuco, etc. de Ema Wolf. No puedo reprimirme y le pregunto "¿qué día es hoy?".


Beso

No hay comentarios: