Último verano en Stalingrado, novela

miércoles, 24 de abril de 2013

No sabía lo que era el cansancio hasta ahora.


(12 de abril)

No sabía lo que era el cansancio hasta ahora. No sé si es estrés post traumático o locura.
Limpiar, limpiar, limpiar, limpiar, ir al supermercado caminando a comprar desde un peine hasta una leche. Todas las conversaciones son la misma con distintas voces. Hoy me enteré de otro vecino muerto. Ayudar a mi vecina Willy, cuyo marido Pepe (José Galzerano) se ahogó por negligencias varias. La acompaño a vacunarse y al Club Dardo Rocha para hacer trámites. Ella necesita hablar. Largar la agustia. La invitamos a tomar unos mates y ver cómo seguimos para hacerle justicia a Pepe y a todos los muertos por negligencias.
Los quiero. Hoy dormiremos en el colchón que me hizo llegar Maria Renati desde Francia, a través de Alfredo Alfredo Carlos Renati. Cocino en la cocina de Eleonora Alegre. Nos abriga las frazadas de Lici Segovia. ordené cosas en la biblioteca que me arregló Rogo Med. Uso todo lo que me lavaron Maria Mc y Virginia Guzmán  Tomamos la leche que nos trajo Charly y el agua que trajeron todos ustedes. Limpiamos con todo lo que nos dieron. Nos dieron tanto que donamos muchísimo también para otros que está peor.
Estoy íntegramente vestida con ropa de María Laura, la esposa de Santiago Vitale, hermosa.
Duermo gracias a Faustina Gil Soria.me trajo también lindas historias de amor y los cariños de mi querida Delfina Gil Soria.
Me baño en una ducha que limpió Valeria Paula Del Rio.
Mi casa ya no huele a nafta y mierda gracias a todos ustedes, Mariana Estévez,Veronica Bellon, Eleonora Alegre, etc
Gonzalo Annuasi me mandó un mensaje tranquilizador. (Besos a todo el equipo de Adriana Puiggrós).
Vino anoche Martín Escudero, de Esquel.
Mi mamá aportó buenas noticias.
Hablé con Elvira Romera.
Me tiraron la mejor onda Mariana Sanguinetti, Jorge Huergo, Luciano Sanguinetti, Santiago Albarracín, Candela Cedrón, y muchos más.
Adruska Causa me trajo los libros que me recuperaron con Ricardo Arcidiácono.
Perdonen los que no nombro. Gracias por tanto, por cada gesto, cada abrazo, llamado, donación, visita, ayuda. Es muy importante para nosotros.
25Me gusta ·  · 

No hay comentarios: