Último verano en Stalingrado, novela

miércoles, 18 de julio de 2012

"para estos proletarios nómadas que lo dan todo con amor. "

"Para Victoria Avalos

Suerte para quienes recibieron dones oscuros
y no fortuna    Los he visto despertarse
a orillas del mar y encender un cigarrillo
como sólo pueden hacerlo quienes esperan
bromas y pequeñas caricias    Suerte
para estos proletarios nómadas
que lo dan todo con amor. "
(Roberto Bolaño, La Universidad desconocida)


(Voy a tatuarme este poema en la piel,
así nunca olvido llevarlo como un estandarte 
y recitarlo,en silencio y para mí
como una plegaria
como un himno que me acompañe 
en aquellos momentos en que pierdo de vista el mar.
Voy a tatuármelo en el pecho, en la espalda y en las nalgas
para que no me tome desprevenida
nunca se sabe de dónde vendrán las estocadas.)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Podemos tatuarnos juntas. Conozco a una gran artista de las agujas, aunque será difícil alcanzarla: tiene tanta memoria de mar que no puede dejar de ser nómade.
Estandarte, plegaria, escudo...Ay, querida, cuándo dejaremos de creer tanto en las palabras.

Palabrascromáticas dijo...

No me preguntes esas cosas, estoy leyendo "Gramáticas de la creación", de Steiner. Creo que ni muerta dejaré de creer en las palabras

Elvira dijo...

No es exacto pero me recuerda a Rafi...

RuBéN dijo...

¿A dónde se van las personas cuando pierden de vista el mar?

Palabrascromáticas dijo...

No sé Rubén, pero eso debe ser el Infierno