Último verano en Stalingrado, novela

jueves, 27 de octubre de 2016

"Un animal viviente"


Todos vamos a morir tarde o temprano. Me hago preguntas. Les pregunto a ustedes si en un día como este, cuando millones rememoramos en el cuerpo, en el corazón y en la cabeza esos días del cortejo, de lo imposible, de tristeza, desazón e incertidumbre, sino recuerdan la sorpresa, y el nacimiento de la esperanza en el dolor al ver que era mentira lo que nos habían hecho creer los medios y las encuestas, y cierto clima, que nos había llevado a sentirnos desde la derrota del 2009 que éramos una anomalía, una minoría que merecía ser perseguida y vilipendiada.
¿P
ero cómo? En el cortejo y en la Argentina, éramos millones que llorábamos a Néstor y a sus/nuestros sueños en peligro.
Lxs trabajadorxs sobre todo.
Hoy lxs trabajadores estamos movilizados en defensa de la educación pública, la ciencia, la tecnología, y los puestos de trabajo, mientras se nos ríen en la cara sin paritarias, en una mesa chica a la que no somos convidados y donde se cocina no el bacalao sino un neo-sushi devenido en lomo para pocos, donde un dirigencia gremial vergonzante negocia con los megaempresarios corruptos y evasores que gobiernan.
¿Recuerdan que entre lágrimas aquel 27, cuando nos descubríamos y nos abrazábamos, y de a poco nos dábamos cuenta que si nos organizábamosy nos uníamos ese vacío de poder que dejaba el inigualable Néstor podía llenarlo CFK con nosotroxs, el pueblo?
Todos vamos a morir. Y calculo que para la dirigencia política y sindical debe ser un motor el imaginar si será recordada, 
cómo será recordada. No pongo nombres, pero intuyo algunos cortejos y un frío que es peor que el odio los acompaña.
Ese 27 creímos que todo estaba en peligro, casi perdido.
Pero seguimos, y volvimos.
Tal vez nos sorprenda nuevamente la realidad. Tal vez ya no somos el 49%, sino muchos más, falta unidad y organización, es cierto.
Pero no todo está perdido y Néstor nos demostró que la vida sigue. Porque, como escribió Marechal: " la Patria es un animal viviente que se desenrosca en expansión y exaltación”.

No hay comentarios: